La educación según Singapur – Parte 2

Escrito por
Publicado el 17-09-2018

Una de las diferencias básicas con otros sistemas educativos en el mundo es la posibilidad de diferentes tipos de secundaria, a los que canalizan a los alumnos según un examen aplicado en 6º de primaria (Primary School Leaving Examination o PSLE). El esquema general de la educación está representado en la siguiente gráfica.

Fuente: https://www.moe.gov.sg/education/education-system

La intención es que cada alumno tenga una vía de desarrollo general adecuado a sus características y talentos personales. Durante mi visita, se estaban aplicando estos exámenes que tienen un objetivo diagnóstico importante.

La diversificación de posibilidades educativas es una de las claves de su alto nivel educativo, pues atienden de manera personal los intereses, capacidades y recursos de cada alumno. Sin embargo, llama la atención que los alumnos con necesidades educativas especiales tienen escuelas y profesionales específicos, no están incluidos en las aulas típicas. No pude visitar ninguna escuela con estas características y será un tema de reflexión esta marcada diferencia con los demás países.

Ante la pregunta de su alto nivel académico, las causas, prioridades y métodos, la pregunta es unánime: el foco principal son las actitudes y los valores. Y no es un slogan, porque se observa en todos los colegios. Su esquema de trabajo se centra en lo que llaman “Las competencias del Siglo XXI” y que resumen en el siguiente cuadro:

Fuente: https://www.moe.gov.sg/education/education-system/21st-century-competencies

Los valores medulares son:

  • La consciencia de sí mismo: autoconocimiento que incluye el reconocimiento de las fortalezas propias y las áreas de mejora.
  • La auto-gestión: autocontrol, autodisciplina.
  • Toma de decisiones responsable: madurez y autonomía.
  • Consciencia social: sentido de colaboración y compasión
  • Gestión de las relaciones: empatía y sentido de equipo.

En este esquema establecen los objetivos terminales:

  • Una persona con confianza: tiene un fuerte sentido de lo que es correcto o incorrecto, es adaptable y resiliente, se conoce a sí mismo, piensa en forma independiente y crítica, se comunica efectivamente.
  • Una persona que aprende en forma autónoma: asume la responsabilidad de su propio aprendizaje, cuestiona, reflexiona y persevera en la búsqueda del aprendizaje.
  • Un colaborador activo: es capaz de trabajar en forma efectiva en equipos, tiene iniciativa, enfrenta riesgos calculados, es innovador y busca la excelencia.
  • Un ciudadano comprometido: con profundas raíces en Singapur, fuerte sentido de conciencia social, tiene un rol activo en mejorar la vida de los demás.

Llama la atención la integración que realizan de los diferentes valores con los aprendizajes académicos. En cada escuela visitada, han dado un tratamiento personal a estos valores generales que se ven reflejados en la misión, visión y valores que les proponen a sus alumnos.

Ver Parte 1.

Continuar en Parte 3.

Etiquetas:
Isauro Blanco

Fundador y director pedagógico de ASC, filósofo, pedagogo y psicólogo educativo y clínico. Es reconocido en Latinoamérica y España por su extensa y exitosa trayectoria como conferencista y como asesor de padres, alumnos, profesores y directores de escuelas, universidades y empresas de América y Europa.

Ver más artículos de Isauro Blanco

ASC es un sistema pedagógico de vanguardia. Vísita nuestra web para conocer más acerca de nosotros:

www.ascc.me